El próximo jueves 29 de octubre a las 18.15 horas se llevará a cabo un Coloquio sobre el Premio Nobel de Física de este año. El evento es organizado por el Departamento de Astronomía del Colegio, junto con el Departamento de Física.

Los disertantes en esta oportunidad serán dos exalumnos del Colegio.

  • Cecilia Bejarano (prom. 1998)
    Licenciada y Doctora en Ciencias Físicas (UBA). Postdoctorada en CONICET, sumado a estadías postdoctorales en la Universidad de Valencia (España). Investigadora CONICET en el Instituto  de Astronomía  y Física del Espacio (IAFE: CONICET-UBA). Coordinadora de la División  de Partículas y Campos de la Asociación de Física Argentina.
  • Leonardo Pelliza (prom. 1989)
    Licenciado en Ciencias Físicas (UBA). Doctor en Astronomía (UNLP). Postdoctorado en CEA-Saclay, Francia. Investigador de CONICET en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio. Presidente de la Asociación Argentina de Astronomía.

El coloquio se transmitirá vía streaming. A su vez, esta charla será transmitida en vivo para aquellos que no sean alumnos por la cuenta de Youtube del Observatorio (https://www.youtube.com/channel/UCe8sr4kOJeMWNBgS_qhU9KA) y quedará disponible una vez finalizada.

¡Los esperamos!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Rodolfo D’Onofrio en el evento de CEO Profile

Compartimos la reseña de la charla en la que participó el presidente del Club Atlético River Plate, Rodolfo D’Onofrio, (prom. 1965), en la que hizo referencia a nuestra Casa de Estudios. La misma se tituló “Educación, meritocracia y cómo administrar una pasión”.

El presidente del River Plate, Rodolfo D’onofrio, habló este jueves sobre educación, meritocracia, la suerte y los equipos. Y, en el marco del evento CEO Profile, organizado por El Cronista y la revista Apertura, dejó conocer un poco más en profundidad quién es él como persona, más allá de su rol público y su faceta como empresario.

El economista y “millonario” comentó que su paso por el Colegio Nacional Buenos Aires (CNBA) lo marcó de forma considerable. Y afirmó tener la suerte “de pertenecer a una generación donde la enseñanza pública era muy buena”. “No éramos chicos que viniéramos de un mismo barrio o lugar sino que veníamos de distintos lugares y con distintas formaciones”, mencionó, al tiempo que agregó que si bien todos tenían un nivel determinado por haber pasado el ingreso, la situación económica era muy diversa.

“Lo primero que puedo decir que me dejó el colegio es el entender y comprender a toda la comunidad a la cual me estaba acercando”, contó. Y en segundo lugar, destacó que gracias a ese colegio, empezó a recurrir a la biblioteca para informarse sobre tópicos de los que no conocía.

Cuando vos tenés una educación donde todos partimos del mismo nivel, después es clave la meritocracia. Eso (también) me enseñó mi colegio”, aseveró. Para continuar en el CNBA, según expresó D’onofrio, había que hacer un “esfuerzo muy grande. Había que poner todo para poder llegar a los objetivos”.

Consultado sobre cómo hace para que convivan la pasión y el trabajo a la vez, sostuvo: “Yo soy economista. Nunca dejé mi profesión y de trabajar en el tema, y también como empresario. Por suerte me fue bien, con los problemas que tiene cualquier empresario, profesional o cualquier comerciante”, aclaró.

En “River tenés que administrar, gestionar, ser eficiente. Tenés que lograr que tenga superávit el club, con todas las actividades que tiene (…). Todo eso es complejo”, reconoció. “Administrar (una) pasión nunca me había ocurrido”, y para hacerlo de forma exitosa él consideró que “hay que ser mesurado, tener una idea de que cuando vas a un club de estos, no tenés que equivocarte. Porque un día no te conoce nadie y cuando sos el Presidente de River te conoce todo el mundo. Tenés que tener el cuidado, como para que te salga natural y no marearte y no creerte lo que no sos“, advirtió.

En cuanto a lo pasional, “que es que te gusta que gane tu equipo y demás”, D’onofrio remarcó la importancia de siempre respetar al otro. “Tiene que haber valores, grandeza de espíritu, de actitud” para poder marcar un camino dentro la sociedad, añadió.

En relación con su tarea multitasking y cómo hace para que su perfil de empresario y dirigente -entre otros- quepan en un sola jornada, el Presidente de River aseguró: “La pandemia trajo esto del Zoom, de lo digital. Creo que llegó para instalarse. Por un lado me parece un elemento muy bueno, y por el otro lado no”.

“Lo bueno es que me permite estar en muchos lugares sin movilizarme tanto y entonces ganar mucho más tiempo. Pero me encantaría hoy, por ejemplo, estar ahí con ustedes”, confesó.

Para poder realizar muchas actividades en un día, enfatizó que también es fundamental “saber repartir el tiempo, poner prioridades y tener fundamentalmente equipos. Un presidente no soluciona nada. Hay que tener un proyecto, un equipo y después un presidente”. 

En última instancia, interrogado sobre cuánto de suerte hay detrás del éxito y cuánto de esfuerzo, D’onofrio aseveró: “Sin esfuerzo no se llega a ningún lado. Las cosas no ocurren por casualidad, ocurren por causalidad. Y después obviamente siempre hay un poco de suerte. Pero la suerte sola no llega”, finalizó.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Fallecimiento de Horacio Salas

El historiador, poeta y ensayista de la promoción 1956 Horacio Salas, autor de libros como La generación poética del 60El Centenario y El tango y ex director del Fondo Nacional de las Artes y de la Biblioteca Nacional, falleció el jueves a los 82 años en la Ciudad de Buenos Aires.

Salas recibió el Premio al Mérito de nuestra Asociación en “Letras”, el Premio Konex de Periodismo y de Poesía, fue distinguido por el gobierno francés con la Ordre des Arts et des Lettres y en 2002 fue nombrado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Buenos Aires.

Poeta y ensayista, su escritura se destacó en su trabajo sobre las biografías de Jorge Luis Borges y Homero Manzi, su libro Conversaciones con Raúl González Tuñón (reeditado en 2013), su ensayo El tango”, reeditado y traducido a varias lenguas y otros libros de reflexión como El Centenario y Lecturas de la memoria.

Su producción poética se compone de El tiempo insuficiente (1962), La soledad en pedazos (1964), Memoria del tiempo (1966), La corrupción (1969), Mate pastor (1971), Gajes del oficio (1979), Cuestiones personales (1985), El otro (1990), y Dar de nuevo (2003). Su obra se caracterizó por la indagación como recuento de vida que discurre sobre lo efímero, dando paso a interrogantes sobre lo perdurable y lo transitorio. Su poesía fue traducida a doce idiomas y figura en medio centenar de antologías.

Lamentamos su fallecimiento, y acompañamos a su familia y amigos en este momento.

Secretaría

AexCNdeBA

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Publicación| La “armonía” tiene sus reglas

Compartimos el siguiente artículo extraído del Diario “La Nación” escrito por Hugo Beccacece, prom. 1960, en el que hace referencia a su experiencia como HAV. Recordamos a todos, a fin de no crear confusiones, que más allá del texto, las reuniones de promociones se continúan realizando cada 5 años.

 A fines de este annus horribilis, quienes ingresamos en el Colegio Nacional de Buenos Aires (CNBA) en 1955 y egresamos en 1960, cumpliremos 60 años de nuestra graduación. En ese lapso, tuvimos varios presidentes. El primero fue el general Juan Domingo Perón, pero sólo hasta el mes de septiembre de 1955, cuando fue derrocado por la llamada Revolución Libertadora. Tres meses antes, habíamos pasado por una experiencia imborrable: el trágico bombardeo de la Plaza de Mayo, que ocurrió a dos cuadras del Colegio. Algunos de nosotros, entre los que me cuento, quedamos atrapados en las aulas y nos refugiarnos en el sótano. El sucesor inmediato de Perón fue el presidente de facto, general Eduardo Lonardi, depuesto por sus colegas dos meses después. El tercer presidente que conocimos fue el general Pedro Eugenio Aramburu, que asumió el poder tras el golpe de Estado contra Lonardi. Esa sucesión vertiginosa se dio en seis meses. En 1958, Aramburu llamó a elecciones (con la proscripción del Partido Justicialista). Ganó el doctor Arturo Frondizi. Era el primer civil que tuvo como presidente la generación nacida en la década de 1940. Todavía ocupaba ese cargo cuando egresamos del Colegio.

La incorporación de profesoras y de alumnas, posterior a nuestro ingreso, fue una revolución. Tuvimos profesoras, pero no compañeras de banco.

Hacia fines de 2019, un grupo de los egresados de 1960 resolvieron festejar las seis décadas trascurridas, en octubre de 2020. Varios de esos excompañeros han hecho carreras brillantes en el extranjero. Algunos se comprometieron a viajar para la ocasión. Apenas empezado 2020, el Covid 19 llegó a estas costas. El festejo previsto debería hacerse el próximo viernes. Ese dato me lo `proporcionó mi excompañero de división Daniel Schere, hoy un médico prestigioso. Conmemoración imposible. Nos encontramos en situación semejante a la de los niños que terminan el primario sin volver a ver a sus amigos de la escuela, y a la de los adolescentes que no pueden hacer el viaje de último año del secundario.

Cada diez años, el grupo organizaba grandes reuniones. Si respetáramos esa regla, deberíamos volver a vernos en 2030. Los sobrevivientes estarían orillando los 90 años. ¿Sus condiciones de salud les permitirían asistir a un encuentro de ese tipo? ¿Podrían recordar la adolescencia o recordarse a sí mismos? Sin embargo, hay algo que puede perdurar más allá de nosotros.

El grupo del CNBA estuvo en comunicación desde hace ya muchos años por email y, ahora, por Whatsapp. Estos últimos días, he estado leyendo lo que nos dijimos y repuse lo que nos callamos o, por lo menos, lo que yo me callé. Esos mensajes son un diario de nuestra vida de hoy, esposas, parejas, hijos, nietos, soledad, e incluyen con mucha frecuencia el relato de aquel pasado común, ilustrado con fotografías de nuestros profesores y de nosotros: ese conjunto de hombres diseminados por el mundo trata de poner a las jóvenes caras que fuimos. Hay rostros identificables de inmediato; otros, no. De esos muchachos enigma, varios son los que nunca se unieron al grupo. Eso sí, tenemos un Funes el memorioso, el abogado José María Monner Sans, capaz de recitar la lista de las divisiones al revés, de la zeta a la a.

El grupo es un espejo del país y de la época. Para evitar grietas de todo tipo, se fijaron, de a poco, reglas. No se permite discutir de política ni de religión; tampoco se puede usar expresiones discriminatorias. Se busca mantener una armonía (artificial) para seguir reviviendo los seis años que nos formaron. Hay un árbitro, elegido por unanimidad, tan respetuoso de las reglas que es capaz de expulsar a los infractores pertinaces del reglamento. Lo más raro es que logra mantener la amistad con los desterrados. Es el ingeniero Cristián Fernández Prati, que lo sabe todo sobre Napoleón y su época.

Cada uno a su manera ha evolucionado y desarrollado una personalidad con intereses y facetas, a veces, imprevisibles. Está el notable pianista de jazz Norberto Machline (escribano): el lector apasionado de historia, Jesús Beltrán (médico). El arquitecto Oscar Carreño, que dio tres veces la vuelta al mundo solo, vive en México, en tierra de huracanes, y se pasea por el Himalaya y Siberia. Pero también hay ausentes por decisión como el académico Roberto Walton, especialista en Husserl; el poeta y traductor Ricardo Pochtar; y el abogado Jorge Quintana, “espectador profesional” que ha visto todo (y lo recuerda) en cine, ópera, televisión, teatro.

Si, en el futuro, alguien encontrara un celular del grupo, podría reconstruir aspectos no explorados de la vida privada, las costumbres y los gustos de una generación argentina. ¿Acaso Miguel Cané no marcó el camino con Juvenilia?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Felicitamos a Adolfo Santiago Villalba Díaz, promoción 1986, quien fue designado como cónsul argentino en Nueva York mediante el decreto 590/2020. Santiago no sólo estará al frente del Consulado en Nueva York,  sino que dirigirá el Centro de Promoción Argentina allí.

Desde la Asociación de ex Alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires le deseamos mucho éxito en su gestión.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué es para vos el taller de Método Feldenkrais?

El taller de Método Feldenkrais, facilitado por ;María Pía di Próspero, te invita en cada clase a:
  •  reconocerte en tus sensaciones,
  •  aprender a percibirte en cómo te mueves en tu cotidiano
  •  descubrir cuántas nuevas  posibilidades tienes para enriquecer tu forma de accionar en la vida.
  • disfrutar del movimiento consciente  sin esfuerzo, de manera fácil y posible!
Al ser consultado, los participantes del taller se expresaron respecto de sus sensaciones al culminar cada clase:
” Me siento más alineado, mi respiración más plena”
“Para mi sorpresa , sentí partes de mi cuerpo que no reconocía en mí mismo”
“Termino con más paz, tranquilidad”
” Desbloquée algunas partes de mi cuerpo al moverme así sin esfuerzo”
“Me siento más alta/o..más larga mi columna”
“Me siento como un bebé, jajaja…”
“Al pararme, sentí mayor equilibrio”
“Contenta, remozada”.
¿Y vos? ¿Qué esperar para probarlo?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Seguinos en las redes… ¡Y conocenos un poco más!

No te pierdas la oportunidad de seguirnos en todas nuestras redes sociales  y conocer un poco más de la historia de nuestra Institución.

Durante estos días estaremos subiendo unas sinopsis curriculares de nuestros galardonados históricamente con el Premio al Mérito que otorga la Asociación. ¿Sabés quiénes fueron? El primer premio se entregó en el año 1974 al Arq. Mario Roberto Álvarez.

Podés saber un poco más acerca de su trayectoria y la de todos los premiados, ingresando a nuestras redes sociales de Facebook e Instagram. Buscanos en la primera como Asociación de ex Alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires, y en la segunda como @aexcnba .

¡Vamos!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

12 de octubre: Día del Respeto a la Diversidad Cultural

El 12 de octubre se celebra en el país el Día del Respeto a la Diversidad Cultural, con el objetivo de promover la reflexión sobre el encuentro de dos mundos y la incidencia que tuvo en la conformación de la cultura latinoamericana.

La denominación fue cambiada en 2010, ya que hasta esa fecha se conmemoraba el Día de la Raza en recordación a la llegada de Cristóbal Colón a América. Bajo la nueva concepción del hecho histórico, la fecha se convirtió en la oportunidad para fomentar el respeto por las minorías étnicas y el rechazo por cualquier forma de discriminación.

De esta manera, se busca auspiciar el diálogo sobre los derechos constitucionales de igualdad de todas las personas para que se garantice el respeto a la identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural.

Por eso, esta celebración es un momento oportuno para recordar y trabajar para el bienestar de todas las culturas que integran el continente americano.

¡La unión hace la fuerza!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Manuel Antín en un especial acerca de Julio Cortázar

El pasado miércoles 30 de septiembre se emitió por el Canal 2 de Jujuy  un capítulo de la serie Memoria Iluminada dedicada a Julio Cortázar.

La miniserie documental “Memoria iluminada” es un viaje poético y biográfico al mundo de diferentes escritores como Julio Cortázar, Jorge Luis Borges y Alejandra Pizarnik. Desde un relato atrapante, con imágenes fantásticas y misteriosas, los realizadores Virna Molina y Ernesto Ardito, también realizadores de “Sinfonía para Ana”, dan vida cinematográfica a fragmentos de entrevistas realizadas a Julio Cortázar, en donde él mismo analiza los momentos que más lo marcaron, el universo de sus cuentos y novelas, sus conceptos sobre la literatura y su militancia en derechos humanos.

Rodada en Francia y Argentina durante 2014, cuenta a su vez con los testimonios de Sara Facio, Manuel Antín (Premio al Mérito de la Institución en Artes Cinematográficas, prom. 1946) y Juan “Tata” Cedrón, amigos cercanos de Cortázar.

En julio de este año, el Diario Página 12 publicó una entrevista a Antín, en la que hizo referencia a su amistad con Crotázar. compartimos un fragmento a continuación:

Durante el rodaje de La cifra impar -que se filmó en París-, Cortázar fue a ver a Antín al set de filmación. “A partir de ahí, nos empezamos a cartear e hicimos un largo tiraje de correspondencia. Después, él vino a Buenos Aires y vio la película. Estábamos solos en el laboratorio Alex, más precisamente en el microcine del laboratorio. Hay una escena en la que la madre sube la escalera y el personaje de Lautaro Murúa le dice: ‘Mamá, Laura es como vos’. Y ahí, Cortázar me dio una palmada en el hombro y me dijo: ‘Pibe, entendí mi cuento’. Desde entonces, nos escribimos permanentemente. Filmé otras dos películas con cuentos de él e hicimos una enorme amistad”, recuerda Antín, más de cincuenta años después de aquella anécdota.

-A partir de una relación epistolar pensaron el guion de Circe. ¿Cómo fue ese cruce de ideas entre un escritor y un director de cine?

-En realidad, en esa época Cortázar era un escritor prácticamente desconocido y un director de cine tenía mucho más cartel, digamos. Por lo tanto, en todas las discusiones, en general predominaba yo, por esa relación que él aceptaba, por otra parte.

-¿Nunca tuvieron un entredicho?

-Nunca, la verdad es que siempre hemos coincidido. En alguna oportunidad, yo le dije: “Me gustaría ser un escritor como vos”. Y él me dijo: “Me gustaría ser un director de cine como vos”. A partir de eso, nunca tuvimos un entredicho. Todo lo contrario.

-¿Cómo logró que perduraran audios donde Cortázar la daba su mirada?

-Bueno, simplemente de casualidad. Las cosas no se conservan a partir de la hora 0 y con el tiempo se encuentran. Eso fue lo que me pasó y empecé a difundirlas.

-¿Alguna indicación de Cortázar la sintió como la aguda mirada de un crítico cinematográfico?

-Sí, pero por ejemplo, una de las pocas objeciones que él me hizo fue que yo filmé Intimidad de los parques en el Machu Picchu, cuando él decía que el cuento transcurría en las islas de Grecia. Yo le dije: “Mirá, Julio, yo me fui a París a filmar una película. Si me voy a Grecia, me van a echar de la Argentina” (risas). Y él lo entendió, pero nunca le gustó la película y a mí tampoco porque, además, se perdió gran parte del material con el cambio del negativo que estaba sin revelar. Cuando llegué a Buenos Aires, me encontré con un 30 por ciento del material que estaba lleno de estática y no se podía usar.

-¿Por qué eligió esos cuatro cuentos para las tres películas inspiradas en obras de Cortázar? ¿Eran los que a usted más le gustaban o por alguna razón los veía cinematográficos de por sí?

-No, era lo que yo hubiera querido escribir. Son los cuentos que a mí me hubiera gustado escribir. Y como él era el escritor que yo no era, y yo el director de cine que él tampoco era, nos pusimos siempre de acuerdo en eso.

-¿La cifra imparCirce e Intimidad de los parques se pueden pensar como una triada en su filmografía?

-No, son películas totalmente singulares, digamos, en el sentido de que cada una de ellas tiene personalidad jurídica propia. No es una trilogía. Es, de alguna manera, una trilogía -y así fue interpretada por la crítica- porque es el mismo autor y el mismo director. Pero fue una casualidad.

-¿Fue una irreverencia de su parte cambiar el título del cuento “Cartas de mamá” a “La cifra impar” en su adaptación cinematográfica? ¿Cómo lo tomó Cortázar?

-Lo comprendió porque, además, yo le dije: “Mirá, si yo pongo el título ‘Cartas de mamá’ a una película, no va a ir nadie mayor de 18 años porque la gente va a pensar que es una película para niños o algo así”. Y él aceptó muy bien y le gustó mucho la idea del título La cifra impar.

-¿Qué fue lo más complejo de adaptar los cuentos al formato cinematográfico?

-Lo más complejo fue la que creo que fue peor de las tres películas, como dije, Intimidad de los parques, porque está llena de sobreentendidos y apoyada en una geografía que no era la propia.

-¿Cómo es la historia que lo llevó a convertirse en el primer lector de Rayuela?

-El me mandó la novela para que yo la leyera antes de publicarla. La leí, me gustó mucho. Como él no tenía duplicado de la novela, le dije: “La voy a publicar como mía”. Lo “amenacé” con eso (risas). Fue en el sentido de que soy el lector original la novela.

-¿Usted qué le dijo después de leerla? ¿Qué le pareció?

-Una maravilla. ¿Qué le puedo decir? Es lo que ha dicho la gente que la leyó desde que se publicó.

-¿Sigue leyendo la obra de Cortázar?

-No hago otra cosa que releer no solamente la obra de Cortázar sino que más que un lector, soy un relector. No me gusta leer una sola vez un libro. Lo leo muchas veces. En el caso de Cortázar, mucho más porque vuelvo a mis propios orígenes.

-¿Encuentra redescubrimientos en esas nuevas lecturas de los cuentos y las novelas?

-Ya no, porque sé qué palabra viene después de cada una de las que leo.

-¿Considera que fue un gran amigo?

-Mientras no se dedicó a la política. La política nos separó porque él mismo en la última carta que me mandó, me dijo que no iba a escribirme ni venir a Buenos Aires. Recordando la frase de un español, amigo de él, agregó: “No porque le tenga miedo a las balas sino a la velocidad con que vienen”.

-¿En eso radicaban sus principales diferencias?

-Sí, porque yo creía que era más importante ser escritor que político. No porque disintiéramos en cuanto a la ideología.

-¿Y qué recuerdos más atesora del intercambio epistolar–cinéfilo con Cortázar?

-Muchos, no podría especificar uno. No solamente de él. Eramos como una familia con Aurora. Por eso, cuando él dejó su casa y empezó a hacer una vida distinta fue cuando dejamos de escribirnos y ahí terminó la amistad.

-¿Cuál es la principal diferencia entre hacer cine y literatura?

-Absolutamente ninguna, salvo la mecánica que surge a la vista, pero para mí no hay absolutamente ninguna. No he hecho otra cosa que escribir películas. Todas mis películas están basadas en obras literarias, incluso en una novela mía que él me perdió porque se la olvidó en un hotel de Viena. El perdió el manuscrito original. Se llamaba Los venerables todos, que es mi segunda película. El la vio en Cannes conmigo y me dijo que le gustaría leerla porque le habían quedado algunas cosas sueltas. Yo le presté la novela. El era traductor de la Unesco, así que se fue a Viena por su trabajo en esa época y ahí se la olvidó en un hotel. Cuando me pidió disculpas, le dije: “Mirá, me quedó la película, les has hecho un favor a los lectores” (risas).

-¿Cómo era hacer cine independiente hace cincuenta años y cómo lo analiza en la actualidad?

-Ahora es mucho más fácil, porque hay escuelas que te dan los elementos. Antes, cada película era el valor de un departamento que uno perdía porque las películas no tenían éxito. Entonces, tenía que venderlos para poder pagar las deudas. Hoy en día, es mucho más sencillo porque en aquella época los jóvenes éramos mal vistos. Ahora, la cosa es absolutamente al revés.

-¿Siente orgullo de que al ser nombrado director del Instituto de Cine de la recuperada democracia su primera medida fue terminar con la censura?

-Imagínese. Más que orgullo fue una venganza, porque yo tuve muchos problemas con la censura. Especialmente, con Circe. Hay una escena que la censura me detuvo el estreno durante muchos años. Es la escena del beso en el espejo porque Tato decía que era un acto de masturbación femenina.

El documental Cortázar & Antín. Cartas iluminadas nació cuando la directora Cinthia Rajschmir recibió de manos de Manuel Antín un libro con las cartas que el autor de Rayuela le había enviado al legendario realizador durante todo el proceso de realización de las tres películas basadas en cuatro cuentos del escritor. “Manuel me dio el libro y sus tres películas. Yo desconocía que Cortázar las había escrito y también desconocía sus películas, así que fue un tesoro que me llegó, que descubrí y que me emocionó muchísimo. Tanto como para proponerle a Manuel, un año después, hacer este documental sobre esta historia”, cuenta la directora a Página/12.

Rajschmir (1963) es realizadora integral de documentales, pedagoga, periodista especializada en Educación y Profesora Nacional de Expresión Corporal. Realizó estudios de Maestría en Cine Documental (Universidad del Cine) y una Especialización Internacional en Gestión y Política de la Comunicación y la Cultura (Flacso). Fue directora y guionista del cortometraje documental Huyendo del tiempo perdido, y de los largos Luis F. Iglesias, el camino de un maestro (2009) y Francisco “Paco” Cabrera, el canto de un maestro (2012).

El material sonoro fue fundamental para poder concretar la película. “Sobre todo para construir el personaje ausente de Julio Cortázar”, entiende Rajschmir. “A través de las cartas que leí, desde mi perspectiva de documentalista, sentía que tenía que poner mi voz, dando cuenta de que el documental no era la realidad sino una porción de la realidad desde mi punto de vista”, agrega la cineasta. “Además de las cartas, tenía la voz de Cortázar, maravillosa, en esa fonocarta que grabó apasionadamente, porque evidentemente con las palabras escritas no le era suficiente y tuvo que grabar para transformar su cuento en imagen cinematográfica”, agrega.

A la documentalista le faltaba la imagen de Cortázar. Entonces, habló con la prestigiosa fotógrafa Sara Facio y le preguntó si la autorizaba a mostrar unas fotografías muy icónicas de Julio Cortázar. Facio le dijo que sí, que por supuesto, que “con mucha generosidad estamos en el mismo barco”. Rajschmir pudo, entonces, componer el personaje de Julio Cortázar a través de la palabra escrita (las cartas), la voz de Julio (la fonocarta) y la imagen con las fotografías de Facio.

-¿Por qué decidiste sumar, entre los entrevistados a Dora Baret y Graciela Borges, protagonistas de las películas de Antín?

-Me parecía importante tener la perspectiva de quienes habían vivido la dirección de Manuel. Además, poner en consideración en el documental que Manuel, de alguna manera, convocó a actrices que estaban comenzando en ese momento. Para Dora Baret, Intimidad de los parques fue el primer protagónico; para Graciela Borges, Circe no, pero era muy jovencita. Entonces, pensé que Manuel fue alguien que tuvo una visión a futuro porque después ambas fueron grandes estrellas y lo son todavía. El convocó a dos jóvenes bellísimas, extraordinarias actrices y grandes estrellas que lo admiraban mucho y lo siguen admirando. Ellas enseguida respondieron con una generosidad inmensa y se sumaron al proyecto con mucha admiración y alegría. Entonces, esa fue la razón por la cual yo las convoqué.

-¿Qué fue lo que más te impresionó de cómo Antín filmó los cuentos de Cortázar?

-Me pareció que él trató con su cine de trasladar la forma narrativa de Julio Cortázar a nivel literario. Y lo logró. Yo creo que eso también lo apasionó a Cortázar, que no era muy amante de las adaptaciones cinematográficas de sus cuentos. Pero con La cifra impar quedó muy impactado y se sumó con mucha alegría -por lo que transmiten las cartas- a construir el guión de Circe junto con Manuel.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Sinfonía para Ana” disponible para ver hasta el 6/10

Desde hoy y hasta el martes 6 de octubre, estará disponible de forma online la película estrenada en el año 2017 “Sinfonía para Ana”. Para acceder a ella, pueden ingresar aquí

El filme está basado en la novela homónima de Gabriela Meik, promoción 1979, e inspirado en la vida de Magdalena Gallardo, la víctima más joven del Colegio Nacional de Buenos Aires.

Por primera vez, el colegio, que cuenta con 108 alumnos desaparecidos, permitió filmar una película en su interior, sobre su propia historia.

Virna Molina y Ernesto Ardito, sus realizadores, son creadores de películas y series que obtuvieron más de 60 premios internacionales.

“Sinfonía para Ana” permaneció seis meses ininterrumpidos en cartel tras su estreno en octubre de 2017. Obtuvo el Primer Premio de la Crítica en el Festival de Cine de Moscú, Mejor Película y Mejor Fotografía en el Festival de Gramado, y otros importantes premios. Fue nominada a cinco Cóndor de Plata y fue declarada de interés cultural y de derechos humanos, por las legislaturas de las ciudades de Buenos Aires y La Plata.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario